La cirugía ortognática permite corregir los problemas de la oclusión dental producidos por alteraciones en la estructura esqueletal de la cara, como prognatismo que es una alteración por mayor desarrollo de la mandíbula, retrognacia que se produce por una mandíbula pequeña o asimetrías que se manifiestan principalmente por una desviación del mentón con relación a la línea media facial.

Estas alteraciones no solo son un problema estético sino también pueden desencadenar dificultades en la masticación, habla, dolor además de producir inseguridad en el paciente.

Mediante un completo estudio realizado por el equipo formado por ortodoncista y cirujano Maxilo Facial se planifica el tratamiento de ortodoncia y cirugía ortognática, el cual generalmente se inicia alrededor de los 15 años ya que la cirugía se realiza cuando el paciente ha finalizado su crecimiento cerca de los 18 años. En los adultos no existe impedimentos para realizar una cirugía ortognática si el paciente tiene salud compatible