Es una cirugía que busca adelgazar el rostro en la zona debajo de las mejillas mediante una intervención que se realiza por dentro de la boca mediante una incisión a través de la cual se buscan las bolsas grasas de Bichat que se ubican entre el musculo macetero y bucinador en ambos lados de a cara las cuales se retiran suavemente.
Este procedimiento logra perfilar las estructuras faciales, resaltando los pómulos y definiendo el reborde mandibular.
La cirugía, que se realiza con anestesia local, dura aproximadamente 30 minutos y es considerada segura, sin complicaciones y con una recuperación relativamente rápida y no es necesario retirar los puntos de la sutura puesto que son absorbibles y las incisiones en esta operación son muy pequeñas por lo que el procedimiento no deja cicatrices visibles. Los primeros resultados se ven durante los siete días siguientes a la cirugía, en tanto que alrededor de dos meses después, cuando se ha desinflamado toda la cara, ya se notan los cambios definitivos.